El viernes me encontré con la actualización de iOS 9.3, unas mejoras evidentes, entre ellas la opción de Night Shift, esa funcionalidad que camba los colores de la pantalla del dispositivo cuando se hace de noche en tu localización gps para que no mueran tus ojos de tnta iluminación.

La instalé en mi móvil en el acto, y una vez hecho eso, seguí programando la aplicación para iOS que estoy terminando. En el momento en que voy a probar los cambios que había hecho en mi propio móvil, Xcode me muestra un mensaje avisándome de que no tiene instlado el SDK de iOS 9.3. Procedo entonces a actualizar Xcode desde la Mac App Store.

Descarga los más de 4 GB que ocupa la aplicación, como si instalase Xcode de nuevo, no se descarga simplemente las funcionalidades nuevas que han añadido, lo cual me parece ya mal, pero encima la descarga es lentísima, y hablo de que la descargo con una red de fibra de 100 MB.

Cuando acaba la descarga y comienza a instalar, da un error y me dice que vuelva a instalar la aplicación, intenté actualizarlo cuatro veces, con todo el tiempo que eso conlleva, y no hubo forma de hacerlo, finalmente tuve que desinstalar Xcode y volver a instalarlo, perdiendo así configuraciones y demás.

Y esta es mi forma de desahogarme después de las chapuzas que hace Apple en cada actualización de iOS, no sabéis el pánico y los microinfartos que me dan cada vez que sale una nueva versión de iOS.